sábado, 5 de noviembre de 2016

Reflexiones sobre el Bloque 3

En el Bloque 3 del curso, el más intenso y extenso de todos, se ha profundizado tanto sobre el método Flipped como sobre las diversas herramientas y recursos más útiles disponibles para invertir la clase. De estas herramientas, una de las más utilizadas son los vídeos educativos enriquecidos con preguntas, que permiten que el alumno mantenga la atención a lo largo del visionado del mismo. La creación de vídeos es una actividad compleja y que requiere su tiempo, pero un vídeo permite que el alumno lo pueda visualizar tantas veces sean necesarias hasta alcanzar el objetivo propuesto, al mismo tiempo que es un recurso visual y atractivo para el estudiante.

Por otro lado, una de las características fundamentales de Flipped Classroom es que está orientada a que los alumnos aprendan haciendo "algo". Algo tangible, un producto cuya elaboración permita alcanzar los objetivos planeados. A lo largo de un proyecto se pueden generar diversos artefactos TIC, que van haciendo que el alumno adopte un papel mucho más activo que en las clases tradicionales. Así, en el caso de mi proyecto ¿Invertimos en Inditex?, además de un informe que se expone en la clase con ayuda de un PowerPoint, imágenes y/o vídeos, se plantea la realización de un programa radiofónico, donde un representante de cada grupo debe explicar de forma clara y argumentada la decisión de invertir o no en Inditex S. A., en una tertulia radiofónica que es moderada por el profesor. La realización de artefactos TIC nos ha permitido reflexionar sobre los niveles SAMR y la importancia del diseño de las actividades TIC de un proyecto enfocadas a alcanzar los diferentes niveles. 

Por último, el taller de coevaluación del proyecto Flipped ha sido muy positivo. No ha sido una tarea excesivamente difícil, porque en este tipo de evaluación siempre hay que destacar los aspectos positivos de los demás, dándoles sugerencias de mejora. Los talleres de coevaluación nos dan otra visión de la evaluación porque aprendemos de una manera crítica y formativa. Además, como también nos autoevaluamos es muy enriquecedor, ya que implica una responsabilidad de supervisión y enjuiciamiento de algunos aspectos del propio aprendizaje, que nos lleva a reflexionar de una manera constructiva sobre lo que estamos aprendiendo y cómo lo estamos plasmando, y nos permite reconocer nuestras fortalezas y debilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada