sábado, 16 de abril de 2016

La curación de contenidos

Los profesores estamos continuamente preparando los contenidos de nuestras clases, buscando materiales en diversos soportes y procurando seleccionar lo mejor de lo que está al alcance según nuestros objetivos didácticos. Nuestro objetivo debe ser que nuestros alumnos aprendan más y mejor, para interesarlos a la hora de la explicación y entusiasmarlos en el trabajo en grupo. En este sentido, a cada sitio o contenido se le suma valor cuando es seleccionado y utilizado. Nace así lo que se denomina la curación de contenidos, práctica que está cada vez más presente en el contexto actual de crecimiento de internet y de una inmensa cantidad de recursos digitales disponibles. En el contexto educativo, una buena curación de contenidos va a permitir al docente elegir, con ciertos criterios, aquellos contenidos que contemplen una mejora en su práctica de enseñanza, o bien que hagan un aporte al proceso de aprendizaje.

Existen muchas herramientas para curar contenidos que podemos utilizar con nuestros alumnos. Por ejemplo, para crear lecciones podríamos usar MentorMob. MentorMob es una herramienta para organizar el conocimiento, para ordenarlo. Este orden se crea abriendo learning playlist. Exactamente igual que las listas de reproducción de un programa de audio, pero en este caso con recursos de aprendizaje. Esta herramienta nos podría ayudar para organizar los recursos de aprendizaje en torno a un tema y mostrárselos a los alumnos, pero también puede ser un recurso magnífico para que sean los propios alumnos quienes organicen colaborativamente los recursos de aprendizaje sobre un tema. 

Otra herramienta muy interesante sería Scoop.it! Es un servicio que proporciona una forma ágil y atractiva de crear, recopilar y publicar contenidos en torno a un tema de interés. Con esta herramienta el docente podría seleccionar y filtrar contenidos de la Web, para organizarlos en un espacio tipo revista, al cual los estudiantes pudieran acceder en forma libre. Además, los estudiantes podrían suscribirse al espacio creado por el docente y así recibir en sus correos electrónicos copia de los artículos curados. También facilitaría la clasificación y organización de la información a través de etiquetas. Asimismo, permitiría incrustar el contenido de algún artículo curado en el aula virtual, y así podríamos seleccionar determinados artículos que queramos que los estudiantes revisen en alguna actividad particular. Más específicamente, con Scoop.it! se podrían realizar actividades con los estudiantes generando debates de discusión y construyendo nuevo conocimiento a partir de la información recolectada. Por otro lado, serviría para fomentar en el estudiante el interés por el trabajo colaborativo de curación de contenidos. Por último, como su configuración y estructura permite la conexión bajo la filosofía de red social, tanto estudiantes como docentes, se podrían beneficiar con la información recopilada en estos espacios.

En cuanto a Pinterest como herramienta de curación de contenidos, resulta muy útil a la hora de  compartir y organizar imágenes. Todo el contenido seleccionado por el usuario se organiza en tableros virtuales (o “boards”), una especie de archivos en los que todo se almacena de forma bastante gráfica y atractiva. La propia página ofrece una selección de las temáticas más populares y, desde el principio, recomienda seguir a ciertos usuarios según los hobbies e intereses de la persona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada